Conocer mejor el amor del Padre

Por medio del Hijo conocemos al Padre

Descargar MP3

Descargar PDF

Palabras del Padre tomadas del Mensaje a la Madre Eugenia Ravasio:

“Nadie ha comprendido todavía los infinitos deseos de mi corazón de Dios Padre, de ser conocido, amado y honrado por todos los hombres, justos y pecadores. Por lo tanto, son estos tres homenajes que deseo recibir de parte del hombre, para que yo pueda ser, incluso con los más grandes pecadores, siempre misericordioso y bueno.

leer más

Nuestra alma: tabernáculo del Padre

«Dios quiere establecer nuestra alma como tabernáculo, en el cual siempre pueda morar.»

Descargar MP3

Descargar PDF

Palabras del Padre tomadas del Mensaje a la Madre Eugenia Ravasio:

“Ahora que os he mostrado que mi Hijo Jesús me representa entre los hombres, y que por medio de Él yo vivo constantemente en medio de ellos, quiero mostraros también cómo vengo a vosotros por medio de mi Espíritu Santo.

leer más

Sólo tenéis que venir a mí

«La Cruz es mi camino para descender hacia los hombres, porque fue por medio de ella que os hice redimir por mi Hijo.»

Descargar MP3

Descargar PDF

Palabras del Padre tomadas del Mensaje a la Madre Eugenia Ravasio:

“Este es solo un pequeño aspecto de mi juicio sobre mis hijos, los hombres; y esto incluye a todos los hombres, sin excepción. ¡Sólo tenéis que venir a mí! ¡Yo estoy tan cerca de vosotros! Entonces, sólo tenéis que amarme y glorificarme, y así no seréis juzgados, o, de ser necesario, lo seréis con amor infinitamente misericordioso.

leer más

El Padre todo lo perdona

Descargar MP3

Descargar PDF

Palabras del Padre tomadas del Mensaje a la Madre Eugenia Ravasio:

“Mis queridos hijos, desde hace veinte siglos os colmo de estos bienes y de gracias especiales; ¡y el resultado es muy pobre!

¡Cuántas criaturas mías, que por medio de mi Hijo se habían convertido en hijas de mi amor, rápidamente volvieron a precipitarse al abismo eterno! En verdad no habían conocido mi infinita bondad, ¡y sin embargo yo os amo tanto! 

leer más

San José y la misión del varón

Descargar MP3

Descargar PDF

Queridos oyentes,

Con motivo de la Solemnidad de San José, interrumpimos por hoy la serie de meditaciones sobre el “Mensaje del Padre”, para reflexionar algo sobre aquel a quien Dios escogió para ser padre nutricio de Nuestro Señor Jesucristo. Tomo en esta ocasión la meditación del año anterior. leer más

El amor del Padre y un pedido urgente

«Es la Sangre de mi Hijo, que en cada instante se derrama sobre vosotros, siempre y cuando la aceptéis, tanto a través del sacramento de la penitencia, como en el Santo Sacrificio de la Misa.»

Descargar MP3

Descargar PDF

Palabras del Padre tomadas del Mensaje a la Madre Eugenia Ravasio:

“La mayor parte de los hombres conoce todos estos hechos, pero ignora lo esencial: es decir, ¡que fue el amor el que movió a todo esto!

Sí, es el amor, y es esto lo que quiero haceros notar. Ahora este amor está olvidado. Quiero recordároslo para que aprendáis a conocerme así como soy. No debéis estar atemorizados como esclavos, ante un Padre que os ama hasta el extremo.

leer más

Nada supera al amor del Padre

Descargar MP3

Descargar PDF

Palabras del Padre tomadas del Mensaje a la Madre Eugenia Ravasio:

Cuando constaté que ni los patriarcas, ni los profetas podían darme a conocer entre los hombres, y que no habían logrado que los hombres me amasen, decidí venir yo mismo. Pero, ¿cómo hacer para encontrarme en medio de los hombres? No había otro medio que el de ir yo mismo en la Segunda Persona de mi Divinidad.

leer más

Distintas expresiones del amor de Dios

«Le di a Moisés mis mandamientos, para que, guardándolos, pudiesen acordarse del Padre infinitamente bueno»

Descargar MP3

Descargar PDF

Palabras del Padre tomadas del Mensaje a la Madre Eugenia Ravasio:

“Oh hombres, concluid que por toda la eternidad he tenido un solo deseo: darme a conocer a los hombres y ser amado por ellos. ¡Deseo estar incesantemente junto a ellos! ¿Queréis una prueba auténtica de este deseo que acabo de expresar? ¿Por qué habría ordenado a Moisés que construyera el tabernáculo y el Arca de la Alianza, si no es porque tenía el ardiente deseo de venir a mis criaturas, los hombres, y vivir junto a ellas, como Padre, hermano y amigo de confianza?

leer más

El Mesías testifica el amor del Padre

Nuestro Señor Jesucristo, Unigénito y enviado del Padre

Descargar MP3

Descargar PDF

Palabras del Padre tomadas del Mensaje a la Madre Eugenia Ravasio:

“Siempre he querido quedarme en este mundo entre los hombres. Y así, durante el diluvio estaba junto a Noé, el único justo de aquel tiempo. También durante las otras plagas encontré siempre un justo en el cual podía morar y, a través de él, permanecer en medio de los hombres de su tiempo. ¡Siempre fue así! Gracias a mi infinita bondad para con la humanidad, el mundo ha sido frecuentemente purificado de su corrupción. Entonces, seguía escogiendo almas en las cuales me complacía, para que, por medio de ellas, pudiera deleitarme en mis criaturas, los hombres. 

leer más

Reprensiones de Dios

«El mal creció tanto en el corazón de los hombres que me vi obligado a dejar que viniesen plagas sobre el mundo, para que el hombre se purificara por medio del sufrimiento (…). Así ocurrió el diluvio.»

Descargar MP3

Descargar PDF

Las palabras del Padre:

“Cuanto más crecía el mal, tanto más mi bondad me apremiaba a revelarme a almas justas, para que ellas transmitieran mis instrucciones a los causantes del desorden. Y así, a veces, tuve que usar la severidad para reprenderlos, no para castigarlos, porque eso sólo hubiera provocado más maldad. De esta manera, quería alejarlos del vicio y traerlos de vuelta a su Padre y Creador, a quien ingratamente habían olvidado y desconocido. Más tarde, el mal creció tanto en el corazón de los hombres que me vi obligado a dejar que viniesen plagas sobre el mundo, para que el hombre se purificara por medio del sufrimiento, la destrucción de sus bienes y hasta la pérdida de su vida. Así ocurrió el diluvio, la destrucción de Sodoma y de Gomorra, las guerras del hombre contra el hombre, etc.”

leer más